Prácticas semanales

Img

Práctica:

Arteterapia: el círculo eres tú.

¿Por qué?:

Con ayuda de la arteterapia podemos expresar mejor nuestras emociones. Al hacerlo de una forma no verbal, usamos nuestro lado derecho del cerebro, pudiendo cambiar la perspectiva.

¿Cómo?:

Vamos a realizar un dibujo, en el que un círculo nos representa a nosotros mismos, a nuestro "yo interior".

Necesitarás un papel, lápices de colores (también sirven rotuladores, ceras, acuarelas, etc.), un compás para dibujar el círculo (si no tienes, servirá un plato pequeño o un cuenco), un bolígrafo o lápiz y un papel para contestar las reflexiones finales.

Antes de comenzar, ten en cuenta que no estamos intentando hacer una obra de arte. En arteterapia lo importante es el proceso creativo, no el resultado. Da igual si nos sale un dibujo "feo".

Dibuja un círculo en el centro de tu papel. Imagina que el círculo eres tú. ¿Qué pondrías dentro? Utiliza tus colores para rellenarlo. Puedes usar patrones, formas o simplemente trazos. Lo que te apetezca. Déjate llevar.

La parte exterior del círculo representa tu entorno. Dibuja también en esa parte. Selecciona los colores y los trazos que mejor expresan cómo te sientes en relación a lo que te rodea.

Mientras dibujamos se activa el lado derecho del cerebro, por lo que es fácil perder la noción del tiempo. Por ello, es recomendable poner una alarma para centrarte completamente en el dibujo. Unos diez minutos son suficientes, aunque puedes estar más si te apetece.

Una vez que termines el dibujo contesta, mejor por escrito, las siguientes reflexiones.

Reflexiones posteriores a la práctica:

⦁ ¿Qué diferencias ves entre el interior y el exterior del círculo?
⦁ ¿Puedes ayudar a que el círculo se adapte al exterior?
⦁ ¿Qué te está diciendo el círculo?

Debajo puedes ver un vídeo, de nuestro canal de Youtube, con un ejemplo de esta práctica.

 

No hay ideas en “Arteterapia: el círculo eres tú.”